• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El trineo se ha utilizado tradicionalmente como medio de transporte en zonas con nieve o hielo y en la actualidad es una de las diversiones predilectas de grandes y chicos que visitan las estaciones de esquí, como también un deporte de invierno con diversas variantes.

Existen hoy varias disciplinas deportivas que incluyen el trineo o mushing con perros para dar un paseo o correr carreras como también el «bobsleigh», un deporte olímpico de invierno que consiste en el descenso atravesando una pista especial construida sobre el hielo montando un trineo con cuchillas.

snakeglissOtro deporte olímpico de invierno utilizando un trineo es el “luge” en el que se realiza un descenso utilizando un trineo sencillo pero en el que su ocupante se tumba hacia arriba y con los pies por delante para hacer el deslizamiento en una pista de nieve, mientras que en el skeleton el piloto se coloca acostado boca abajo sobre el trineo con la cabeza por delante y emprender el descenso.

Ideal para grandes y chicos el «Snacke Gliss» se trata de realizar un descenso en un tren de varios trineos unidos siendo necesario como mínimo cuatro personas para realizarlo, siendo ideal para divertirse en familia o con amigos.

Puede parecer que dar un paseo en trineo es una actividad totalmente inofensiva, sin embargo este deporte muy simple puede ser la causa de lesiones como traumatismos craneo-encefálicos, algo que surge de las estadísticas realizadas anualmente.

Un paseo en trineo puede hacerse simplemente lanzándose montaña abajo o bien ser tirado por animales, pero cualquiera sea la modalidad elegida es necesario tener en cuenta ciertos puntos importantes para garantizar la seguridad y evitar sufrir lesiones.

El paisaje de montaña cubierto de nieve puede resultar un engaño presentando lugares perfectos para montar en trineo pero que pueden esconder trampas ya que no todas las laderas son realmente seguras, de allí que es recomendable optar siempre por lugares no demasiado empinados, sobre todo si quienes realizan el paseo son niños.

La ladera debe además tener un área extensa y plana en su final que permita ir frenando paulatinamente el trineo hasta que se detenga totalmente.

También, es aconsejable evitar aquellas laderas que terminen cerca de una carretera, aparcamiento o próximas a lagos o árboles y elegir lugares que se encuentren cubiertos de nieve y no de hielo que representa una superficie mucho más dura en caso de una caída.

El uso de ropa adecuada es otro punto a tener en cuenta sobre todo porque el montar en trineo, a pesar de ser una actividad para todas las edades, suele ser la preferida de los niños, de allí que sea necesario tener mayor cuidados en ámbitos fríos, siendo necesario vestir ropa de abrigo formada por una capa adicional de tipo impermeable, como también utilizar guantes, gorro y calzado adecuado, sin olvidar las gafas de sol y el uso de crema con protección solar.

Otro elemento indispensable es el uso de casco especial para este tipo de actividad ya que está preparados con elementos que sirven para ajustarlo a la cabeza y brindar seguridad en caso de una caída o chocar contra un obstáculo o bien al caer sobre la nieve que puede ocultar piedras u objetos cortantes.