• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El afeitado cotidiano del rostro es una agresión para la piel. En la cosmética para hombre, al afeitar los vellos, también se eliminan las células superficiales de la piel, provocando una irritación y deshidratación de estas.

Para evitar estos inconvenientes y los riesgos de infecciones microbianas relacionadas con el fenómeno de la piel sensibilizada, la piel debe estar preparada para el afeitado con un gel hidratante o suavizante. En la cosmética para hombre conviene escoger una espuma suavizante que lubrique el rostro, privilegiando aquellas que son emolientes e hidratantes.

Después del afeitado

Un cuidado necesario para la salud de la piel. Su objetivo es rehidratar la piel, estimular la regeneración celular. En la cosmética para hombre conviene escoger un producto para después del afeitado que sea rico en hidratantes, en activos tonificantes y remineralizantes.

Productos de cosmética

La limpieza

Por la mañana y por la noche conviene limpiar y desintoxicar la piel con un gel limpiador hidratante que se aplica con movimientos circulares sobre una piel húmeda. Una vez a la semana, conviene realizar una exfoliación para eliminar las impurezas y sanear la piel eliminando el exceso de sebo, cuya producción es 10 veces más importante en el hombre que en la mujer. Frente a esta especificidad, la cosmética para hombre ha desarrollado cremas matificadoras que reducen el efecto del brillo, pero también de muchos cuidados purificadores y equilibradores.

Retrasar las primeras arrugas

A pesar de que lleguen más tarde en los hombres, una vez instaladas, las arrugas son dos veces más pronunciadas que las de las mujeres. La solución, una cosmética para hombre con unos cuidados activos que reparen y protejan la piel de las agresiones externas, que atacan de frente a las arrugas de expresión.

Conviene priorizar las fórmulas antiarrugas con activos revitalizadores y fortalecedores cuyas texturas de segunda piel ofrecen una piel más suave. Conviene prestar atención a la mirada, que atrae la atención del 47% de las mujeres, con cuidados específicos para el contorno de ojos, las ojeras, y las bolsas.

Seducir y cuidarse

La cosmética para hombre se ofrece en texturas tan imperceptibles, con tonalidades tan naturales que la piel queda cuidada, sublimada sin que nadie pueda darse cuenta.

Los perfumes masculinos

Agua de toilette, agua de perfume, conviene escoger una fragancia en función de la actividad y adaptarla a los diferentes instantes de la vida. Fresca, tónica para el trabajo, amaderada y verde para el ocio, con ámbar y musk para la noche.

Revisemos las 4 principales familias olfativas de los perfumes masculinos en la cosmética para hombre.

El helecho: de carácter viril principalmente compuesto de salvia, romero, tomillo, lavanda y notas a base de limón.

Amaderado: notas masculinas cálidas, secas y elegantes. Encontramos el cedro, el sándalo, el pino que forman la arquitectura de los perfumes a los que normalmente se añade el pachuli y el vetiver.

Cítrico: frescor, ligereza y alegría caracterizan esta familia constituida esencialmente de cítricos como la bergamota, el limón, la naranja, la mandarina. Los perfumes de esta familia son particularmente apreciados durante el verano.

Oriental: toda la riqueza y la sofisticación de materias preciosas como el ámbar, la resina, el tabaco, las maderas sensuales expresan las fragancias orientales.