• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Además de terminar normalmente provocando lo que se llama comúnmente el efecto yoyo, los regímenes milagrosos no existen y pueden ser muy nocivos para la salud. Hoy vamos a explicar qué debe incluir un menú para adelgazar de manera progresiva, equilibrada y sin sufrimiento.

Los regímenes que funcionan

Para que un régimen sea sano y eficaz, es importante no sentir hambre, no hacer grandes sacrificios y no abusar de los alimentos llamados light. También hay que renunciar a obtener resultados satisfactorios en solo pocos días. Los regímenes que funcionan son progresivos y permiten adelgazar al tiempo que se gana en vitalidad. Veamos algunas opciones de menú para adelgazar que os ayudarán a obtener el peso ideal sin sufrimiento, a partir del momento que se realizan con paciencia y perseverancia.

Michelines

El régimen de hidratos de carbono

Muchos nutricionistas recomiendan reducir los hidratos de carbono en los regímenes, porque aportan una energía que se transforma en depósitos de grasas y no se queman. Además, hoy en día se consumen demasiados hidratos de carbono que son refinados y de mala calidad.

En este menú para adelgazar, hay que eliminar completamente las harinas blancas y los alimentos confeccionados como el pan, la pasta, o la repostería. También conviene evitar la ingesta de productos realizados a base de harinas integrales, porque están elaborados con harina blanca y salvado añadido, y contribuyen a generar un sobrepeso. Por el contrario, es posible consumir pequeñas cantidades de cereales integrales, como arroz, avena, quinoa, amaranto.

Estas pequeñas raciones de cereales integrales deben ser consumidas en el desayuno y durante la comida, pero nunca en la cena. En este menú para adelgazar, se aumenta el consumo de proteínas y de grasas, a pesar de que esto pueda sorprender. Siempre se deben escoger alimentos naturales, no transformados, de buena calidad y que faciliten la digestión.

En el caso de las proteínas, la carne blanca, y si es posible biológica, el pescado, el queso magro, los huevos, las legumbres, los frutos secos y las semillas.

En el caso de las grasas, los aceites vegetales de oliva, de lino, de coco, de germen de trigo o de sésamo. El aguacate, los frutos secos y las semillas.

Cuidado con las cenas

Este menú para adelgazar consiste en comer de forma equilibrada durante el día pero prestando atención particular a la cena, dado que es la última comida del día y por lo tanto la principal responsable del sobrepeso. Durante el día, se puede comer con moderación, sin abusar de ningún alimento. Por la noche, hay que ser riguroso y seguir las indicaciones siguientes:

Cenar antes de las 8 de la noche, si luego se tiene hambre, se puede tomar una infusión o comer una manzana antes de ir a la cama. Las cenas siempre deben tener una entrada vegetal, y una ración de proteínas ligeras, cocidas o a la plancha, o al horno. Como postre, se puede comer una manzana o una pera al horno.

Si sois lo suficientemente estrictos y seguís esta regla sencilla en el menú para adelgazar, se puede perder peso de manera gradual dado que por la noche, el cuerpo tiene tendencia a eliminar toxinas y a equilibrarse.