• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Cada vez son más las personas que descubren las ventajas y beneficios de usar la bicicleta para movilizarse en la ciudad, entre ellos dejar de lado el sedentarismo, movilizarse con mayor rapidez evitando los problemas propios del tráfico de las grandes ciudades y también contribuir a evitar la contaminación ambiental.

La bicicleta se ha puesto de moda nuevamente convirtiéndose en una alternativa para desplazarse de un lugar a otro y transformándose como una excelente alternativa al uso cotidiano del coche a pesar que aún queda un largo camino por recorrer para consolidar este hábito.

Sin embargo, en varios países de Europa las autoridades han comenzado paulatinamente a crear mejores condiciones para circular en bicicleta en la ciudad y también han lanzado programas fomentando este tipo de movilidad a través de sistemas públicos que permiten alquilar la bici, como también modificar algunas infraestructuras urbanas dando cabida y fomentando el valor de su uso sostenible.

Seguro BiciflexibleAsimismo, la seguridad es un punto importante a tener en cuenta al decidir utilizar la bici como medio de transporte habitual, ya que si bien es bastante segura e incapaz de producir grandes daños a terceros, existen elementos que ayudan al ciclista a protegerse como es utilizar el casco también cuando se circula en la ciudad y contratar una póliza de seguro que cubra el bien ante un eventual siniestro o robo.

Así, asegurar este tipo de vehículo es una excelente decisión ya que de un accidente o robo nadie se encuentra libre de sufrirlo y existen hoy posibilidades sumamente asequibles como las que propone Axa, con una cobertura por robo y daños a la bici, además de asistencia personal evitando correr los riesgos que puede acarrear el hecho de no estar asegurados.

Enormes ventajas tanto individuales como colectivas han logrado incrementar el uso de la bicicleta ya que es un tipo de ejercicio físico que ayuda a mejorar la salud, es más barato, supone una ocupación mínima de espacio y también permite redescubrir y apreciar desde otra perspectiva la ciudad.

Las estadísticas confirman en España que cada vez son más las personas que han optado por utilizar la bicicleta para ir al trabajo y por ejemplo según datos aportados por la Dirección General de Tráfico el porcentaje en el uso de este tipo de transporte se ha incrementado desde 2008 y paralelamente también aumentó el uso en los desplazamientos cotidianos, sobre todo gracias a los costes tanto de adquisición como de mantenimiento de una bicicleta que son muy inferiores a los de un automóvil.

Lo ideal y recomendable por ser un medio de transporte económico y saludable es contar con los elementos básicos como el casco y un seguro para bicicleta antes de echar mano a ella como vehículo de uso cotidiano para trasladarse de un lugar a otro y siempre velar por la seguridad propia y de los demás respetando la normas de tráfico.

Descubrir y disfrutar de las ventajas y beneficios de usar la bicicleta en la ciudad es una propuesta excelente, divertida, saludable y que además colabora con el medioambiente, motivos más que suficientes para tomar la decisión.