• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Las plataformas vibradoras tipo Power Plate están muy extendidas en las salas de fitness y de musculación. Pérdida de peso, refuerzo muscular, rehabilitación, ganancia de fuerza, etcétera son los beneficios de una larga lista de virtudes que promete este tipo de máquina. Pero veamos con detalle qué son estas plataformas vibradoras, cómo funcionan, y a quién van dirigidas.

¿Qué es una plataforma vibradora?

Una plataforma vibradora para todo el cuerpo es un aparato sobre el cual se puede permanecer de pie, tumbarse, sentarse, o colocar las manos o cualquier otra parte del cuerpo para transmitir las vibraciones a los tejidos que se desean estimular. La mayoría de estos aparatos tienen el tamaño de un stepper habitual pero algunos presentan un tamaño mucho más generoso, con el cual es posible realizar una multitud de ejercicios, tales como flexiones, flexiones de piernas, etcétera.

Incluso es posible instalar un banco de musculación sobre esta plataforma con el fin de trabajar los músculos de manera más intensa. El cuadro de control permite cambiar la velocidad o frecuencia y la intensidad de la energía vibratoria. Estos aparatos no son nuevos, esta tecnología fue desarrollada en los años 70 para ayudar a los cosmonautas rusos a combatir los efectos nefastos de la falta de gravedad en los tejidos óseos y musculares. Hoy en día, también se utilizan por la NASA y muchos deportistas profesionales, tales como los futbolistas o los tenistas, las utilizan para la preparación física y muscular.

Plataforma vibradora

¿Cómo funciona?

¿Cómo esta vibración mecánica puede transformarse en un potente estímulo capaz de empujar la musculatura hacia un nivel de desarrollo superior? A pesar de que existen varias teorías, los científicos no saben exactamente cómo funciona esto en el cuerpo. Veamos lo que saben. La energía procedente de la vibración mecánica se transmite a todo el cuerpo.

Puede aumentar en más de 3 G, tres veces la fuerza de gravedad, la fuerza colocada sobre las fibras musculares. De esta forma, cuando se realiza un movimiento sobre la plataforma, se obtiene un reclutamiento superior de las fibras, lo que se traduce por mayor fuerza y mayor desarrollo.

Los beneficios de las plataformas vibradoras

No solamente la vibración mecánica estimula las fibras musculares directamente, sino que también indirectamente aumenta la producción de hormonas anabolizantes como la hormona del crecimiento y la testosterona. Una gran diferencia entre el entrenamiento tradicional y el entrenamiento sobre plataforma vibradora es que esta última provoca una liberación de cortisol mucho menos importante, de ahí la consecuencia indirecta de un aumento de la testosterona y de la hormona del crecimiento.

Otros estudios recientes sobre el entrenamiento con plataforma vibradora han demostrado que este estímulo único es eficaz para aumentar la flexibilidad, la densidad ósea, el tono muscular, la circulación sanguínea y el equilibrio en las zonas estimuladas. Una gran ventaja de estas plataformas es que permiten también estimular los músculos profundos habitualmente no solicitados.

¿A quién va dirigida la plataforma vibradora?

Dadas todas las ventajas potenciales, hay que preguntarse si permiten trabajar la musculatura con mayor rapidez. Si se es principiante en la musculación y que no se tiene ninguna fuerza, el entrenamiento sobre estas máquinas oscilantes permite ganar rápidamente fuerza y volumen muscular. La ganancia sobre estas plataformas mejora considerablemente el refuerzo muscular profundo. Este factor es decisivo para un futuro trabajo con cargas libres.

Se consiguen mejores apoyos, una mejor trayectoria, y por tanto una ganancia muscular certera. Si se es un deportista experimentado del bodybuilding, estas plataformas vibradoras pueden ser un excelente complemento para perturbar los músculos, pero no se debería utilizar como reemplazo. Cuidado, las mujeres embarazadas, las personas con riesgos de trombosis, o que llevan un marcapasos, o prótesis articular, que hayan sufrido fracturas de cansancio, fracturas óseas recientes, cálculos biliares o renales, no deberían utilizar este tipo de aparato.