• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Todo el mundo quiere tener mantener guapo y radiante todo el tiempo, para sentirse bien con uno mismo y llamar la atención de los demás. Muchos hombres piensan que es necesario gastarse mucho dinero en cosméticos y tratamientos de belleza para mantener una bonita apariencia, sin saber que en casa se pueden tener los mejores ingredientes para la piel, el cabello o los dientes. Uno de los mejores aliados de belleza, que se puede hacer en casa, es el bicarbonato de sosa, un producto que se conoce puesto que se suele utilizar en cocina, y para la salud, pero que igualmente tiene grandes virtudes y sirve de base para muchos tratamientos de belleza.

Una de las grandes ventajas del bicarbonato de sosa es su precio muy económico. Pero igualmente es fácil de encontrar en cualquier tienda o supermercado. Veamos cómo utilizar el bicarbonato de sosa para mantener la piel.

Para una exfoliación

Los expertos de la belleza recomiendan exfoliar frecuentemente la piel para eliminar los excesos de las células muertas y todas las impurezas que se acumulan día a día. El bicarbonato de sosa puede ayudar a exfoliar la piel muy fácilmente. Se mezcla un volumen de agua con tres de bicarbonato, luego se aplica la mezcla Rostrohaciendo pequeños masajes circulares sobre cualquier parte de la piel. Cuando se ha terminado, se enjuaga bien con agua templada y se aplica una crema hidratante.

Para limpiar el pelo en profundidad

A fuerza de acumular residuos cada día, el pelo puede volverse graso y bastante molesto. La solución es sencilla para este problema, basta con mezclar una cucharada de bicarbonato de sosa con el champú, y aplicarlo con pequeños masajes sobre el cabello, y finalmente dejar actuar durante 10 minutos. Se enjuaga abundantemente, y el pelo queda limpio y fresco.

Para los codos y las rodillas

Los codos y las rodillas son dos partes del cuerpo que sufren frecuentemente por culpa de la sequedad. Para hidratarlos, se mezcla un poco de bicarbonato de sosa con la crema hidratante diaria, y se masajean las zonas secas para eliminar todas las asperezas.

Una piel de las manos cuidada

Para tener unas manos y unas uñas impecables, se realiza un pasta con un poco de bicarbonato de sosa y agua. Después se aplica sobre las manos y las uñas, para que estén suaves, limpias y sin ninguna célula muerta.

Para unos dientes blancos

El bicarbonato de sosa es muy eficaz para blanquear los dientes de manera natural. Ciertos dentífricos industriales lo integran igualmente en la lista de sus ingredientes para mejorar los resultados de sus productos. Si se quiere utilizar con ese fin, se mezcla un poco de bicarbonato de sosa con agua y un poco de sal, y se utiliza la pasta para cepillarse los dientes y eliminar las manchas. También se pueden hacer gárgaras con agua de bicarbonato de sosa para combatir los problemas de mal aliento.