• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Sitges es un pueblo costero del Mediterráneo, situado en el Garraf, provincia de Barcelona, en Cataluña.

El enclave se beneficia de un microclima templado gracias a su situación geográfica sobre el Mediterráneo y su protección de las montañas del Garraf, lo que permite disfrutar de actividades al aire libre casi durante todo el año.

Además de una bonita costa y de un paseo marítimo precioso, hay 4 kilómetros de costa y de playas donde están situados bonitos hoteles y casas de lujo.

Sitges dispone de toda la gama clásica de hoteles, de hoteles más pequeños sin estrella, y hoteles de lujo, sin olvidar la categoría intermedia. También es posible encontrar campings, y albergues para jóvenes. Algunas de las habitaciones de los hoteles merecen mención especial por su categoría superior y acogida. Si se pretende pasar un tiempo un poco más largo en Sitges no dudéis en buscar un apartamento o una casa de alquiler. Conviene reservar sitio puesto que durante el verano la oferta hotelera suele estar completa.

Vacaciones en Sitges

El Calipolis, un hotel con encanto

El Calipolis es un Hotel en Sitges de 4 estrellas situado a 2 pasos de la playa y del centro de la ciudad. Este hotel marítimo ofrece habitaciones con vistas sobre el mar, habitaciones espaciosas, confortables y climatizadas. Están dotadas con una gran terraza, televisión por satélite, minibar, y conexión a internet Wi-Fi gratuita. En el mismo hotel se puede comer, ya que el restaurante ofrece especialidades mediterráneas. El establecimiento posee igualmente una pequeña piscina exterior. El vehículo se puede aparcar en el parking privado disponible por un precio diario.

Los acontecimientos culturales tienen un lugar destacado en Sitges, y esto durante todo el año, especialmente con representaciones cotidianas durante los tres meses de verano. También se pueden escuchar conciertos de música clásica y contemporánea, festivales internacionales como el patchwork, o el rally de coches de época.

Además, en este bonito pueblo se organizan acontecimientos prácticamente cada día del año, como el Sitges Festival Internacional del Cine Fantástico de Cataluña, el Carnaval, las fiestas populares locales, del teatro, la Fiesta de la Vendimia, conciertos, etcétera, o simplemente paseos a lo largo del mar o por el Parque Natural del Garraf, y sus innumerables noches de fiesta en la famosa calle Primero de Mayo.

Actividades para la familia

Sitges ofrece igualmente actividades y espacios para la familia y los niños, y grandes parques como el de Terramar que tiene una zona de picnic y ofrece juegos para niños en toboganes y columpios. También existen talleres familiares ofrecidos por los museos de Sitges o por otras entidades. Actividades deportivas y lúdicas para niños y un magnifico parque natural, el Garraf, para disfrutar de la naturaleza.

Sitges se ha caracterizado siempre por su tolerancia y una mentalidad abierta de sus habitantes y visitantes. Se trata de un lugar de convivencia donde la diversidad aporta un enriquecimiento. Todas las personas son bienvenidas sin discriminación racial, religiosa, u orientación sexual.

Unas vacaciones en Sitges

Sitges es la estación balnearia más popular en el entorno inmediato de Barcelona. A comienzos del siglo XX, Sitges era un pequeño pueblo de pescadores apacible, y ahora se ha convertido en uno de los lugares más caros y de mayor tendencia de España. Su vida nocturna es muy animada.

Al centro histórico no le falta encanto con sus calles estrechas y su atmósfera típicamente española. Conviene visitar los museos Cau Ferrat y Maricel.

Aparte del verano, un buen momento para visitar Sitges es durante el Festival de Santa Tecla, entre el 15 y el 23 de septiembre. El Festival se celebra desde 1321, y en el programa destacan las torres humanas los desfiles y fuegos artificiales.

Cultura y diversión

Sitges cuenta con un rico patrimonio cultural y natural que merece la pena descubrir. Los muchos edificios modernistas y su destacada Iglesia son un lugar cultural muy atractivo. El Museo del hierro forjado, los castillos y otros monumentos crean un barrio con un encanto incomparable detrás de la iglesia, en el emplazamiento de un pueblo de pescadores. Estos museos presentan conciertos y muchas otras actividades culturales que conviene disfrutar alguna vez.

Las playas son la gran atracción de Sitges, puesto que hay 17 playas diferentes en una extensión de 4 kilómetros y donde se pueden practicar muchos deportes náuticos y actividades de ocio balneario de todo tipo.