• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

La palabra Chakra significa «rueda» en sánscrito y este término era utilizado para denominar los centros energéticos del cuerpo humano.

En Yoga existen siete chakras principales y otros que son secundarios y que se corresponden con los diversos puntos de acupuntura. Cada uno de los chakras se encuentra asociado con alguna de las glándulas endocrinas dentro del organismo.

El cuerpo físico está compuesto por sucesivas capas de energía que vibran a frecuencias elevadas y los chakras se extienden por el campo energético que rodea el cuerpo físico.

Cada chakra tiene una parte frontal y una posterior, con excepción del primero y el séptimo. Además todos ellos se encuentran unidos por un canal de energía que corre a lo largo de toda la espina dorsal.

Yoga, los chakras 1Las principales funciones que cumplen los chakras son, la de revitalizar cada cuerpo energético y como consecuencia de ello se energiza el cuerpo físico, desarrollar diferentes aspectos de la llamada autoconciencia, ya que cada chakra se relaciona con una función a nivel psicológica específica y transmitir energía entre los distintos niveles del aura.

Por todo ello, cuando los chacras tienen un funcionamiento normal se dice que están abiertos y girando en el sentido de las agujas del reloj, de manera de poder metabolizar todas las energías que necesita.

Sin embargo, cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj la corriente energética fluye de forma inversa es decir del centro hacia fuera y esto interfiere el metabolismo, por ello se dice que el chakra se encuentra cerrado o bloqueado a las energías que llegan y quieren entrar. Por lo general, las personas tenemos tres o cuatro chakras que giran en sentido inverso en algún momento determinado de nuestras vidas.

Por otra parte los chakras no solamente tiene la función de metabolizar la energía sino que también pueden detectarla y esto sirve para darnos información sobre el mundo que nos rodea. Si algún chakra se encuentra bloqueado esa información no puede llegar hasta nosotros.

Así, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las manecillas del reloj, nuestra energía sale y es enviada al mundo, lo que en psicología se llama “proyección”.

Toda esa realidad imaginaria que proyectamos al mundo tiene una estrecha relación con la «imagen» que nos formamos a través de nuestras vivencias infantiles y por medio de la mente del niño que fuimos.

Además, como cada chakra se relaciona con una función psicológica específica, todo lo que proyectamos a través de cada uno de ellos siempre se encontrará dentro del área de funcionamiento de dicho chakra, siendo algo muy personal pues la experiencia vital de cada ser humano es única.

Los 7 chakras principales son:

  • Muladhara: (raíz y fundamento) representa la energía física y la voluntad de vivir, se encuentra en el perineo, entre el ano y los genitales.
  • Swadishthana: Representa la capacidad de dar y recibir amor y placer en una relación de pareja, se encuentra localizado en los genitales y la matriz. Se relaciona con la calidad del amor hacia la pareja.
  • Manipura: Representa la autoestima, acción, vitalidad, placer, sabiduría espiritual y la conciencia de la universalidad de la vida. Se encuentra localizado en el plexo solar – páncreas. El centro del plexo solar es sumamente importante en todo lo que se refiere a la capacidad de conexión humana.
  • Anahata: La apertura de este centro energético es correlativa a la merma del ego, ya que es el centro por medio del cual amamos, a través de él fluye la energía y la conexión con toda forma de vida. Está localizado en el corazón.
  • Vishudha: Representa el sonido, la vibración y la autoexpresión. Es el dominio de la conciencia que crea, controla, transmite y recibe comunicaciones, tanto de la propia sabiduría interna como con la de los demás. Se encuentra localizado en la garganta – tiroides/paratiroides.
  • Ajna: Se encuentra en el centro de la frente y representa la capacidad de visualizar y comprender conceptos mentales.
  • Sahasrara: Se relaciona con el centro de cada persona y su conexión con la espiritualidad. Glándula pineal. Es la relación de la persona con su espiritualidad, integración del ser físico, emocional, espiritual y mental.

En próximos post, iremos desarrollando uno a uno cada chakra para una mejor comprensión e implementación.
Yoga, los chakras 2