• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La práctica de cualquier deporte trae consigo implícito un riesgo. En algunos es menor porque las posibilidades de sufrir accidentes o lesiones es casi nula debido a la forma controlada de realizarlos. En tanto que en otros sufrir una lesión es algo inherente mismo a su práctica, como es el caso de la natación.

Practicada tanto en verano como invierno la natación ha visto incrementado el numero de personas que la practica ya que en la actualidad se realizan además del tradicional deporte otros ejercicios como el aquagym por ejemplo que utiliza este medio como una excelente terapia tanto de rehabilitación como de ejercitación para personas ancianas.

Accidentes más comunes en la práctica de nataciónSin embargo, la natación no solo se practica en sitios como un club o gimnasio sino que también se suele realizar en el mar, ríos y lagunas, donde los cuidados deben redoblarse ya que la naturaleza puede jugar una mala pasada a quien no lo hace.

Dentro de los accidentes más comunes en la práctica de natación se encuentran aquellos que ocurre en piscinas y los que pueden suceder en espacios naturales.

En relación a los primeros suelen darse accidentes cuando no se respeta adecuadamente la normativa de la institución. Juegos o actividades peligrosas pueden tornarse un trampa para sus participantes.

En tanto que en el ámbito natural existen otros factores que por desconocimiento pueden ser peligrosos como picaduras de insectos o las famosas medusas que provocan reacciones alérgicas de importancia.

Dentro mismo del hábitat acuático es donde el peligro se hace mayor, corrientes peligrosas, olas que no pueden superarse y en algunos casos saltos al agua en zonas desconocidas y que resultan de poca profundidad.

Para evitar estos inesperados y desagradables accidentes los responsables de las instalaciones de clubes y gimnasios deben evitar las situaciones de riesgo adecuando las medidas de prevención en todos los sitios del establecimiento.

Ya cuando se trata de zonas naturales es necesario conocer el lugar donde se realizará la práctica de natación teniendo e cuenta la profundidad, corrientes, oleajes y temperatura del agua.

Los especialistas en el tema aconsejan no bañarse solo a pesar de ser un eximio nadador ya que imprevistos que puedan surgir siempre serán mejor solucionados en compañía de otra persona para recibir la ayuda necesaria.

Si se practica natación en lugares de playa se aconseja nadar siempre a lo ancho de la costa y no internarse en el mar.

Si por el contrario,  una persona se encuentra en peligro y no existe un socorrista para ayudarla se debe ser cuidadoso para realizar el rescate y tener en cuenta las posibilidades de un salvamento exitoso ya que la falta de información de cómo realizar un rescate puede terminar con una desgracia irreparable tanto para la víctima como para el que vaya en su ayuda.

Si es el nadador quien se encuentra en peligro tratar de mantener la calma es esencial ya que si el cuerpo se encuentra relajado es más sencillo flotar.

Respetar siempre las señalizaciones de las banderas que se encuentran en las playas, no hacer buceo en lugares con poca visibilidad y antes de sumergirse conocer las mareas y corrientes, teniendo especial cuidado al ingresar a cuevas que se encuentran debajo del agua.

Un deporte maravilloso, la natación puede transformarse en una trampa mortal cuando no se toman en cuenta ciertos cuidados básicos para su práctica.