• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

¿No disponéis ni de tiempo ni de ganas para dedicaros a una actividad deportiva? ¿Os gustaría que eso pudiera cambiar? No hay por qué temer, puesto que con estos sencillos consejos podréis comenzar de forma suave a practicar algún tipo de deporte. El objetivo no es alcanzar grandes rendimientos, como si fuerais un deportista de élite, sino algo diferente…

Ponerse en activo

Se recomienda llevar un ritmo de vida a lo largo del cual podáis moveros durante todo el día, antes que mantener una serie de hábitos sedentarios, como permanecer sentados todo el tiempo, o coger el coche ante la menor oportunidad. Una persona que está constantemente en activo quemará más energía que alguien que no lo está, pero que se limita a tres pequeños joggings a la semana. ¿La razón?

La respuesta es matemática: una semana representa 168 horas. Digamos que los 3 joggings de la semana suman 2 horas. Si nos referimos a esas dos horas con relación a una semana, apenas representan 1% del tiempo total.

AeróbicosEfectivamente, se quema más energía cuando se realiza algún tipo de deporte. Pero si las horas que restan se consagran a todo menos a una actividad física, entonces el desgaste total al final de la semana será inferior al de una persona que está constantemente en activo (pero que no practica ningún tipo de deporte).

En cualquier caso, no debemos reducir los beneficios que aporta el deporte a un simple cálculo, así pues veamos el top de las acciones que recomendamos para practicar un deporte, incluso cuando se trate de algo que no nos va nada.

Moverse en cualquier ocasión

En cuanto tengáis la oportunidad, debéis moveros. Levantaos, desplazaos, subid las escaleras, reducid el uso de transportes, no subáis en ascensor, etc. El cuerpo debe forzarse a realizar ejercicio, incluso si os parecen anodinos o inútiles en el momento, puesto que al final de una semana, se convierten en algo más que significativo.

Conviene intentar encontrar un momento a lo largo de la semana para practicar algún tipo de actividad deportiva. Podéis hacer que esa sesión sea mixta. Por mixta entendemos un entrenamiento que combine a la vez el cardio y algo de musculación.

El cardio os permitirá consumir la grasa y eliminar las toxinas. La musculación os ayudará a incrementar el metabolismo de base, es decir aumentar el número de calorías que consumís para garantizar las funciones vitales de vuestro cuerpo en descanso.

Debéis ser honestos con vosotros mismos, siempre es posible liberaros, aunque sea una hora, para hacer algo de deporte. Podéis intentarlo por la mañana, o por la tarde, en función de vuestro horario laboral.