• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Muchos hombres prefieren afeitarse cada día y tener una cara totalmente desprovista de pelo. Pero cada vez son más los hombres que desean tener una barba bien cuidada para reforzar su masculinidad o simplemente para sentirse más atractivos. Aunque el crecimiento de la barba es un proceso limitado, en cierta medida por factores genéticos. Por eso, ciertas prácticas y pequeños trucos pueden ayudar a crecer la barba más rápidamente.

En primer lugar, debes dejar crecer la barba y no afeitarte durante las tres o cuatro primeras semanas del crecimiento. Así, el pelo brotará siempre más mucho y más denso. Luego, se podrá obtener la forma y el estilo de barba que se desea. Al principio es posible que la piel se irrite y que pique. La mejor solución en este caso es evitar rascarse para no causar la aparición de erupciones cutáneas que podrían provocar un crecimiento desigual del pelo. Para aliviar los picores, aplica sobre la piel un fluido líquido específico para el cuidado de la barba que sea hidratante y con efecto antibacteriano.

También es importante mantener la cara limpia, hidratada y exfoliada para favorecer un crecimiento más rápido del pelo. Además de lavarla diariamente con un gel facial y aplicar una loción hidratante, conviene exfoliar la piel de la cara una vez a la semana para eliminar las células muertas y mantener los poros y los folículos del pelo muy limpios. Esto permitirá obtener un buen crecimiento de la barba y limitará las apariciones de pelos enconados.

Modelo con barbaUn truco que puede funcionar para estimular el crecimiento de la barba es la realización de masajes faciales. Así se consigue reactivar el flujo sanguíneo en la superficie de la piel, un factor clave para que el pelo crezca sano y fuerte. Trata de hacerte masajes, realizando movimientos circulares con los dedos sobre la piel de la cara.

Existe una vitamina llamada biotina, también conocida como vitamina B7, B8 y vitamina H, que está particularmente recomendada por los especialistas para favorecer el crecimiento del pelo y evitar su caída. Esta vitamina se puede administrar a través de un suplemento o comiendo ciertos alimentos como la yema de huevo, el hígado, la carne, la leche, la levadura de cerveza, etc.

También se puede aplicar sobre la zona de la barba un poco de aceite de eucalipto para estimular el crecimiento del pelo. Aplica algunas gotas del aceite sobre la piel con un poco de agua tibia y masajea despacio, dejando actuar durante 10 ó 15 minutos. Otros aceites naturales que ayudan a estimular el crecimiento del pelo son el aceite de romero y el aceite de coco.

Conviene igualmente limitar el estrés ya que puede causar el retraso del crecimiento de la barba y hacer que el pelo se vuelva más débil y quebradizo.