• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Los hombres cuidan cada vez más su apariencia y también su piel. Ya ha pasado el tiempo donde el único producto de belleza utilizado por los hombres era la cuchilla para el afeitado. El tiempo medio que los hombres pasan para prepararse por la mañana es de 15 a 30 minutos, es decir casi el mismo tiempo que lo hacen las mujeres.

Una crema hidratante

La piel de los hombres es un 20 por ciento más gruesa que la de las mujeres. Eso exige una serie de cremas para hombres, como geles, emulsiones o fluidos. Se aplica la crema con el fin de eliminar la piel seca que podría tener tendencia a aparecer en el momento de la aplicación de una base de maquillaje.

La base de maquillaje

La base de maquillaje es la primera etapa indispensable para cubrir las imperfecciones y para que esta capa permanezca el mayor tiempo posible. Gracias a las cremas para hombres, la base de maquillaje se funde literalmente con la piel y no deja ningún rastro. Esta etapa es fundamental para aquellos hombres que desean obtener una piel perfecta gracias al maquillaje y que no quieren parecer que van maquillados precisamente.

Hombre maquillado

Las cremas para hombres deben aplicarse con ayuda de un pincel sobre el que más tarde se aplicará la crema base. Para aquellos que tienen barba porque tienen bigote, es inútil aplicarla en las zonas donde hay vello, porque en cualquier caso, la crema base nunca se debe aplicar sobre las zonas pilosas. Se recomienda aplicar una buena capa de base de maquillaje y sobretodo masajear bien la piel con el fin de que penetre completamente antes de pasar a la etapa siguiente.

Las cremas para hombres base no deben contener aceite, y deben ser ligeras para que no parezca que están camuflando los efectos de la piel del hombre. Se puede aplicar con los dedos, con una esponja o con un pincel.

Las cremas para hombres base se aplican por pequeños toques que se extienden desde el interior del rostro hacia el exterior. Esto es porque la mayoría de las imperfecciones se encuentran en el centro del rostro. Por eso se pretende que esta zona sea la que reciba más producto. Conviene actuar siempre suavemente con la cantidad que se va a utilizar. Más adelante se puede añadir un poco más de crema para cubrir otro tipo de imperfecciones. Tampoco se debe olvidar el contorno de los ojos y los párpados para camuflar las ojeras y los signos del cansancio.

Un corrector de ojeras

Normalmente, esta etapa no es necesaria puesto que ya se han aplicado las cremas para hombres base y suelen ser suficientes para enmascarar las ojeras. Para aquellos que tienen unas ojeras mas marcadas, es bueno escoger una fórmula que cubra más pero que sea ligera y no acentúe las pequeñas arrugas presentes en el contorno del ojo. Se debe aplicar una pequeña cantidad de corrector que se mezcla con la esponja a base de golpecitos, pero también se puede extender con el dedo. Es importante escoger un tono ligeramente más claro para que dé mayor luminosidad y así eliminar el color azulado de la ojera.

Polvo bronceador

Un polvo bronceador es capaz de ofrecer un efecto moreno sin sol y además presentar un aspecto saludable del rostro. El polvo bronceador es particularmente útil cuando se tiene una tez clara. En cualquier caso, se debe aplicar con parsimonia porque la diferencia entre el tono natural y el polvo puede ser bastante chocante. Por lo tanto se aplica con un pincel grueso, rozando apenas la piel del rostro. No se debe apoyar con fuerza sobre la brocha para no oscurecer el color. Basta con un ligero barrido sobre las partes más sobresalientes de la cara, las que el sol suele colorear en primer lugar. De esta forma, estamos seguros de obtener un efecto de ligero bronceado natural.