• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Los hombres también quieren realzar su belleza el día de su boda. El traje, los zapatos, los gemelos de la camisa… todos eligen cada detalle con mucho mimo. Hoy en día, muchos hombres deciden ponerse entre las manos de un profesional que sepa sacar lo mejor de ellos mismos para una ocasión especial.

Existen cada vez más productos cosméticos para hombre que consideran las características de su piel, su química corporal y su propio estilo de vida. Pero sobretodo, ponen el acento en que no se note que van maquillados.

Para realizar un buen maquillaje para una boda, es fundamental comenzar por limpiar la piel, hidratarla y dejarla lisa (sin pelos indeseables ni imperfecciones). Partiendo de esta base, comenzamos por maquillar toda la cara en ciertos casos, y en otros nos limitamos a un pequeño toque de corrección.

CosméticosAplicar el gel matificador sobre la zona T (frente, nariz, mentón). Este gel evita la secreción de sebo de la piel.

Atenuar las ojeras con un corrector no graso, que se fije bien y que no seda demasiado claro. Lo ideal es utilizar un tono rojizo, es decir color salmón o naranja en oposición al iluminador de tonos amarillos.

Corregir las rojeces e imperfecciones de la cara con un corrector o una base de maquillaje líquida o en crema, en función de la gravedad o de la extensión de la imperfección en cuestión. Por ejemplo, si se trata de pequeños granitos o pequeñas manchas, conviene más utilizar un corrector potente sobre la zona afectada.

Si embargo si se trata de manchas, decoloraciones más importantes o zonas rojas más extendidas, será más natural si utilizáis una base de maquillaje líquido o una crema no grasa. En este caso, es importante que el maquillaje se fije perfectamente y que se parezca lo más posible al tono de la piel. Se debe aplicar con una pequeña esponja húmeda que permita una aplicación ligera y natural.

Después, se matifica la zona T con el polvo para evitar un brillo no deseado (puede tratarse de polvos translúcidos, pero es preferible que sean del mismo color que la piel).