• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

A pesar que la mayoría de los deportistas creen tener hábitos alimenticios saludables en la mayor parte de los casos cometen errores comunes en su nutrición ya sea por incorporar alimentos no adecuados o exagerar en la ingesta de suplementos deportivos que a la larga perjudican la salud.

Existen también aquellos que crean algunos hábitos alimenticios un tanto extraños con el objetivo de estar en forma en cuanto al peso y mejorar los niveles de energía, dejando de lado muchas veces el hecho que una dieta adecuada debe en principio ser equilibrada además de estar de acuerdo con el tipo de entrenamiento. Dietas muy restrictivas por lo general no solo limitan ese rendimiento sino que pueden ser perjudiciales para la salud.

Errores comunes de la nutrición deportivaEntre esos errores comunes de la nutrición deportiva se encuentra por ejemplo el hábito de comer muy poco durante el día y abusar a la hora de la cena, una actitud que se lleva a cabo con la intención de adelgazar pasando hambre durante gran parte de la jornada, pero que en definitiva por la noche todo termina en un gran atracón.

Dependiendo entonces de la hora de entrenamiento será necesario hacer los ajustes adecuados en cuanto a la distribución de las comidas ya que para mantener la energía y los niveles de azúcar en sangre a los largo del día será necesario hacer comidas equilibradas que contengan proteínas, grasas e hidratos de carbono, además de no pasar más de 3 a 4 horas entre cada ingesta.

También, es recomendable planificar los entrenamientos en función de la comidas o a la inversa ya que una o dos horas antes de ejercitarse y dentro de la hora siguiente a terminar de entrenar será necesario ingerir alimentos.

Existen  deportistas que se vulver adictos a las barritas energéticas pensando que es el mejor sistema para controlar su alimentación, olvidando los beneficios que suponen los alimentos completos.

Las barritas no pueden ni deben sustituir una comida y solo sirven como un snack ocasional que puede ingerirse antes y después de entrenar, optando siempre por aquellas que posean frutas, cereales integrales y frutos secos, evitando las que contengan ácidos grasos “trans”, sumamente perjudiciales para la salud.

Por último, están los deportistas que abusan de la comida rápida o también llamada como “chatarra”, ya que creen que el entrenamiento constante los mantendrá delgados.

Lo cierto es que nadie, por mucho que entrene diariamente, podrá sobrevivir de forma saludable a base de este tipo de alimentación y por ello se recomienda cambiar este estilo de comidas por alimentos que se encuentren adecuados a las necesidades diarias. Un snack salado puede estar formado por queso fresco o algún vegetal crujiente como zanahoria o apio bañado en salsa de yogur.

Abusar de los suplementos también es peligroso ya que a pesar que las vitaminas y minerales son efectivos no menos cierto es que solo lo son en las dosis adecuadas y cuando exista una real deficiencia.

Ingerir muchos alimentos enriquecidos además de suplementos vitamínicos puede  producir problemas de salud, ya que los complementos alimenticios no pueden ni deben utilizarse como sustitutos de los alimentos completos.

Cada individuo necesita un complejo en función de sus características y sus necesidades, de allí la necesidad de consultar al médico antes de comenzar a ingerir este tipo de sustancias.