• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Hoy en dia los hombres somos mas arriesgados en temas de moda, muchos ya no sentimos temor a los colores en la ropa y los incorporamos en nuestro armario para salir de los monótonos negros, grises y azules.
Han contribuído en esto artistas como Ricky Martin, Marc Anthony, Zac Efrom, o deportistas destacados como David Beckham, Cristiano Ronaldo o Rafa Nadal, quienes con personalidad y estilo propio marcan tendencias.
Antes eramos mas clásicos estabamos convencidos que colores como el rosado o el violeta eran solo para las mujeres, ahora entendemos que la ropa no define nuestra sexualidad y no le tememos a la moda.
estilo masculinoGracias a ese giro en la manera de ver las cosas, empezamos a vestir piezas con modelos y cortes diferentes. Pantalones ceñidos, camisetas con amplio cuello en V, colores atrevidos que van desde el rojo hasta el amarillo intenso, e inclusive vamos un poco mas allá al preferir accesorios llamativos con piedras, cuero, medallas y crucifijos, en una amplia gana de materiales.
En cuanto a las combinaciones, vemos en las camisetas un recurso valioso tanto para el dia como para la noche, hacemos de ella una pieza importante del vestuario y la usamos en una variedad de situaciones que antes ni siquiera nos atreveríamos a  considerar. La clásica combinación de camisete con tejanos le sumamos una chaqueta y tenemos un traje casual para la noche, eso mas una bufanda con estampados temáticos nos da un cambio de look para las tardes de primavera.
Por otra parte somos mas asíduos a los accesorios, cadenas, brazaletes, anillos y el reloj de toda la vida forman parte de esos detalles complementarios, pero que ahora son mas vistosos y en ocasiones de mayor tamaño. Quizá con la intención de reforzar nuestra virilidad, pues entendemos que los accesorios pequeños, en especial los relojes, lucen femeninos.
Fuera complejos, estamos tomando las sugerencias de la moda para incorporarlas a nuestra vida diaria creando estilos personalizados acordes con nuestra forma de sentir y ver el mundo.