• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Lo primero que sorprende es que los aparatos de entrenamiento son impresionantes, y recuerdan más a máquinas de tortura de la Edad Media que a aparatos específicos para la práctica del fitness. En efecto, para los amantes del fitness se trata de un ejercicio suave y beneficioso para el cuerpo en general.

Gracias a los aparatos, especialmente concebidos para esta disciplina, se efectúan movimientos rotativos y tridimensionales. El resultado: la musculatura se estira y se contrae alternativamente, y todos los músculos se ponen en activo.

El inventor del Gyrotonic es Julio Horvath, antiguo bailarín profesional de Nueva York, que tuvo que parar su carrera por culpa de un daño sufrido en la columna vertebral. A partir de ahí se interesó por la medicina oriental, especialmente por la acupuntura y el yoga.

Fitness y Gyrotonic 1Gracias a su propia experiencia como deportista de alto nivel, inventó un nuevo método de entrenamiento: el Gyrotonic. Al principio fueron los bailarines quienes practicaron este método de entrenamiento. Y poco a poco, el Gyrotonic se convirtió, para muchos deportistas profesionales y amateurs, en una disciplina indispensable.

El Gyrotonic consiste en una serie de gestos inspirados en otros deportes como la natación, la danza o el yoga. A esto hay que añadir ciertos ejercicios de respiración específicos. Julio Horvarth inventó para esta disciplina unas máquinas que permitían un entrenamiento adecuado para personas de cualquier edad.

Este método de entrenamiento mejora la flexibilidad, la resistencia, el desarrollo de los músculos y permite que las personas que lo practican prevengan problemas futuros de espalda. Otra ventaja es su eficacia contra el estrés.

Los movimientos de esta nueva técnica de fitness actúan sobre los órganos internos y han demostrado buenos resultados terapéuticos, concretamente en el tratamiento de enfermedades neurológicas y cardíacas.

Este método se basa en ejercicios circulares que permiten efectuar un entrenamiento físico suave. Aquí es importante el dominio de la respiración.

Los gestos se apoyan en la respiración y guían la columna vertebral. Estos ejercicios son un excelente medio para aumentar la funcionalidad de la columna.