• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

En la óptica del refuerzo muscular, la nutrición es al menos tan importante como el entrenamiento. Los diferentes productos de nutrición vienen a completar las bases de una alimentación para la musculatura y se integran en un régimen de musculación.

Las bases de la nutrición para la musculación

Cuando se trabaja la musculación, es necesaria la energía. Cuando se entrena teniendo como objetivo la hipertrofia muscular, es necesaria una hiperalimentación. Esta es la función de los complementos nutricionales, cuya acción permite optimizar el trabajo de los entrenamientos. La nutrición se inscribe en todo programa de musculación. Según los objetivos de cada uno, conviene encontrar la dosis precisa en los aportes de vitaminas, minerales, proteínas, lípidos, y glúcidos.

Los productos de nutrición

Si es suficiente para una actividad física normal, o deportiva, la alimentación no suele ser suficiente para los objetivos de refuerzo muscular. Los productos de nutrición por lo tanto deben entrar en un régimen de musculación.

Pectorales

El whey: se trata de proteínas rápidas, que se deben utilizar preferentemente después del entrenamiento porque el organismo las asimila muy rápidamente. El whey permite a los músculos aumentar de volumen. Contiene muchos aminoácidos. Las recomendaciones generales son de 2,2 gramos de whey por kilo. De esta forma, una persona que pesa 80 kilos tendrá que consumir 176 gramos de proteínas.

La proteína difusa: al igual que el whey, las proteínas difusas permiten a los músculos aumentar de tamaño. Sin embargo, su consumo nutre las fibras musculares durante más tiempo difundiéndose por etapas a lo largo del día. Son ideales para los días de reposo o por la noche para estimular el anabolismo al tiempo que ralentizan el catabolismo.

Los quemadores de grasa: se trata de comprimidos o cápsulas que permiten transformar las grasas en energía. Por consiguiente, la silueta se afina mientras que la musculatura se tonifica. El quemagrasa tiene una acción paralela que reduce la asimilación de lípidos y de glúcidos. También presenta una acción saciante y existe una gran variedad de fórmulas quemagrasas con diversas propiedades.

La creatina: se trata de una sustancia que se encuentra en el origen del estado natural en la alimentación. Utilizada como complemento alimenticio, sirve para regenerar las moléculas de energía consumidas. En la práctica, esto se traduce por una mayor resistencia al esfuerzo. Por lo tanto, permite solicitar durante más tiempo los músculos, y estos se desarrollan con mayor rapidez.

La glutamina: este complemento alimenticio favorece la recuperación y estimula el crecimiento muscular. Su tiempo de asimilación varía según las fórmulas. Sin embargo, se recomienda optar por un producto que combine varias glutaminas con el fin de optimizar los resultados.

La glutamina también es útil para cualquiera que practique deportes de resistencia como el ciclismo o el atletismo de largas distancias, y puede contribuir a reducir los calambres debidos a la tensión repetitiva. Gracias a esta función, la glutamina está recomendada para personas mayores que sufren calambres y dolor muscular crónico, como una alternativa natural a los analgésicos químicos. Este producto se puede encontrar fácilmente online en la tienda Myprotein.

El tribulus: se trata de un producto que aumenta el nivel de testosterona e incrementa naturalmente la masa muscular, la densidad del músculo, pero igualmente la fuerza. El metabolismo y el sistema inmunitario se ven reforzados. Se trata de un acelerador del desarrollo muscular.