• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Normalmente llamado ejercicio de cardio, el aerobic es indispensable para mejorar las capacidades respiratorias y quemar grasas. Hoy queremos desvelar todo lo que no te han dicho sobre los auténticos beneficios del aerobic, y que cualquiera puede llevar a la práctica, independientemente de su objetivo.

Qué es el aerobic

Antes de nada, es bueno definir lo que es el aerobic, que a diferencia de los ejercicios anaeróbicos, no aumenta la masa muscular. Sin embargo, incluso las personas que pretenden aumentar la masa muscular, deberían practicar esta disciplina. Los ejercicios de aerobic sirven para adquirir una mayor resistencia. De esta forma, el cuerpo dispone de mayor cantidad de oxígeno y de energía para levantar pesos.

Los ejercicios de aerobic se pueden clasificar en función de su intensidad y para saber cuál debemos realizar en primer lugar, debemos conocer el número de pulsaciones por minuto como máximo, RPM. El cálculo es muy sencillo, se trata de restar la edad que tenemos a 220 para un hombre, y a 210 para una mujer. De esta forma, un hombre de 30 años está en torno a las 190 pulsaciones por minuto, y a 165 pulsaciones por minuto para una mujer de 45 años.

Fitness

A partir de aquí, podemos definir tres tipos de ejercicios aeróbicos: suave, que no supera el 60% del RPM; moderados, entre 60 y 75%; y fuertes, entre 75 y 85%. Incluso si creemos lo contrario, los beneficios son mayores realizando entrenamientos moderados.

Entre los ejercicios tipo aeróbicos que podemos citar están la natación, el remo, la bicicleta, el esquí, la escalada, subir escaleras, bailar, correr, jugar al tenis, practicar squash, o HIT.

Beneficios de los ejercicios aeróbicos

Entre los muchos beneficios que este tipo de deporte tiene para el organismo, podemos citar los siguientes:

Mejora la salud cardiovascular

Cuando realizamos este tipo de ejercicios, todo nuestro cuerpo se beneficia. Sin embargo, el órgano que saca mayor provecho es el corazón, y por supuesto nuestro sistema circulatorio en general.

Un entrenamiento moderado permite oxigenar mejor las venas y mejorar la circulación sanguínea. Las pulsaciones del corazón aumentan y presentamos una mayor resistencia a cualquier actividad, incluso fuera del gimnasio. Además, esto permite regular la presión arterial.

Quemar grasas

Esta es la principal razón de por qué la mayoría de la gente que quiere perder peso realiza ejercicios aeróbicos. En efecto, tienen la capacidad de eliminar la grasa que se acumula en diferentes lugares del cuerpo. En función del tipo de entrenamiento y de los ejercicios escogidos, podemos perder centímetros de cintura y kilos con mayor facilidad. No obstante, para conseguirlo debemos comer mejor y dejar de lado nuestros malos hábitos.

Aporta felicidad

Aunque parezca extraño, los ejercicios de aerobic nos ponen de buen humor. La razón es porque el cuerpo libera ciertas hormonas como la oxitocina, que nos hace felices. Por tanto hablamos de un deporte perfecto para quienes han pasado un largo y agotador día de trabajo.

Reduce el colesterol

Al eliminar la grasa de las arterias, los ejercicios de este tipo tienen la capacidad de aumentar el colesterol bueno o HDL, reduciendo la tasa de colesterol malo, o LDL. Para ello, es fundamental adoptar una alimentación sana al mismo tiempo.

Controlar la tasa de azúcar en sangre

Este es otro de los beneficios aportados a nuestro sistema sanguíneo. Las personas que sufren una diabetes de tipo 2 pueden reducir los picos de glucosa gracias a un entrenamiento que incluya actividades cardio.

Evitar las enfermedades virales

Las actividades de este tipo también tienen efectos positivos sobre el sistema inmunitario. Por consiguiente, practicar ejercicios aeróbicos en cualquier período del año, pero sobre todo en invierno, es el mejor remedio para combatir ciertas enfermedades virales como el resfriado.

Fortalecer los huesos y flexibilizar los músculos

Podemos realizar estos ejercicios de aerobic independientemente de nuestra edad, y disfrutar de todos los beneficios. No obstante, se recomienda su práctica a partir de los 45 años. En efecto, el aerobic permite una mayor absorción del calcio, lo que evita fracturas y nos ayuda a mantener los músculos más flexibles.