• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Puesto a punto por el antiguo cinturón negro de artes marciales Cameron Shayne, el yoga Budokon mezcla yoga hatha y artes marciales para ofrecer una experiencia total física que engloba cuerpo y espíritu.

Cameron Shayne estudió la meditación y las artes marciales desde la edad de los 12 años, y después con 25 años se puso a practicar yoga. El yoga Budokon es una disciplina particularmente adaptada a los hombres. Actualmente encontramos un renacer de los hombres por esta disciplina.

Cameron Shayne descubrió las artes marciales a la edad de 12 años, por lo tanto disponía de bases para el estudio del movimiento y del espíritu cuando comenzó a practicar yoga. Para él se trata de una simple variante de lo que ya aprendió a hacer a la vez de forma mental y física. Los aspectos que normalmente molestan a los hombres, sobre todo el lado femenino de la práctica, no le molestaba. El gran desafío del yoga moderno es que ha pasado de un universo abiertamente masculino a una práctica femenina. Cuando un hombre acude a un curso de yoga por primera vez, debe concentrarse en el trabajo, y no en el embalaje en el que está presentado, porque podría no identificarse inmediatamente con el ejercicio.

Hombre practicando yoga

¿Qué es el yoga Budokon?

El yoga Budokon es una combinación física de artes marciales, de gimnasia rítmica, de asana y de movimientos de animales. Esta disciplina se desarrolló porque el yoga postural contemporáneo no requiere y no produce toda la fuerza de la que un ser humano es capaz. La finalidad primera del yoga postural era la de ayudar a adquirir el confort necesario en la meditación sentada, y después evolucionar hacia una práctica de salud y de forma para las personas Lamda. Pero el yoga nunca ha querido formar a atletas. Por esta razón Cameron Shayne desarrolló el yoga Budokon, para las personas que desean explorar mayores posibilidades físicas.

El yoga Budokon para hombres

El yoga Budokon gusta a los hombres porque necesitan esfuerzo físico y disciplina para motivarse y practicar alguna cosa. Los hombres requieren un entorno en el que se les presente un desafío por superar, un entorno diferente del habitual en la práctica del yoga postural. Los cursos de yoga tradicional están dominados por las mujeres, mientras que en su origen el yoga era una disciplina de hombres.

Una práctica abierta a todo el mundo

Cualquiera puede aprender el yoga Budokon, aunque ha sido elaborado para las personas a quienes les gusta moverse y probar sus límites físicos. Cada vez es mayor el número de hombres que siguen estas sesiones, pero las cosas evolucionan por el hecho de que las mujeres también deben endurecerse más a nivel social.

Los beneficios para la salud del yoga Budokon

El yoga postural tiene un efecto prácticamente inmediato sobre los hombres poco deportistas, porque prolonga y refuerza los tejidos blandos, mejora la circulación sanguínea, y atenúa las tensiones emocionales. Pero ciertos tipos de yogas tradicionales no responden a las expectativas de los hombres muy deportistas. El yoga Budokon responde a las expectativas de los deportistas porque ha sido creado para desarrollar la fuerza muscular, los estiramientos son un resultado secundario, así como el desarrollo de la agilidad y de la resistencia.