• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Quizás muchos se pregunten qué ropa interior escoger para llevar un pantalón claro, y hoy vamos a dar las claves necesarias para hacer la correcta elección. En efecto, las temperaturas han subido y con la llegada de la primavera, hemos guardado la ropa de invierno en el armario y hemos sacado la ropa de verano.

Pantalones, shorts y bermudas claros y blancos hacen su aparición. El problema es que la ropa interior a veces es visible a través de la tela del pantalón, y terminan por estropear el look. ¿Qué ropa interior conviene llevar cuando nos ponemos un pantalón claro o blanco?

Los colores de la ropa interior que se deben evitar

A primera vista parece evidente para muchos de nosotros, pero no es el caso para todo el mundo. En efecto, los hombres no deben escoger su ropa interior a la ligera. La primera regla es la de evitar cualquier modelo de ropa interior de color flash intenso como el azul, el verde, o el naranja, puesto que son visibles debajo de una ropa blanca.

Todos estos colores contrastan fuertemente con el blanco, y cuando se llevan por debajo de un pantalón de color claro, quizás algo fino, solo se vea una cosa, la ropa interior. No obstante veremos más adelante que existe una pequeña excepción para la ropa interior de color rojo, un auténtico truco que muy pocos conocen.

Pantalón claro

Igualmente se desaconseja mezclar colores intensos con estampados. Toda la ropa interior estampada se adapta mejor cuando se lleva un pantalón vaquero o un short clásico, porque su diseño se hace menos discreto que con un color uniforme sobre un slip o un bóxer para hombre. Por eso, incluso si la ropa interior estampada es la última tendencia, se debe escoger un modelo más clásico para llevar con un pantalón claro.

Los colores intensos como el verde, el naranja o el azul, así como los colores oscuros se deben dejar de lado a la hora de escoger la ropa interior para un resultado invisible. A los hombres les gusta llevar ropa interior de color negro o azul marino, pero aquí también el contraste es demasiado importante para que pase desapercibido. Debajo de un pantalón blanco o de un pantalón de lino beige un poco fino, por ejemplo, la ropa interior será inmediatamente visible.

Igualmente, debemos dejar de lado el slip o el bóxer blanco si se lleva un pantalón blanco o claro. Llevar ropa interior blanca es un error muy común. La diferencia de tonalidad entre la ropa interior y la piel hace que el slip sea más visible. Por eso, a pesar de que la ropa interior sea neutra y no contraste como el blanco, se ve exactamente la forma del bóxer o del slip, por la propia transparencia del pantalón claro.

Si los colores intensos, el blanco y el azul marino, y el negro se deben evitar, ¿cuáles son entonces los colores que debemos escoger?

Los colores que se deben llevar

Ahora que sabemos los colores de ropa interior que debemos evitar, tenemos que centrarnos en la tonalidad más aconsejable. Para llevar un pantalón fino y ligero o un short blanco, la ropa interior de color clara es la ideal. Hablamos por tanto de una prenda discreta que sea de color carne o color nude. Este tipo de ropa se funde perfectamente con el color de la piel y no contrasta, cosa contraria a lo que ocurre con colores intensos y oscuros.

La ropa interior de color carne queda totalmente invisible. En todo caso, debemos escoger un matiz crudo puesto que se adapta muy bien al color de la piel para un efecto 100% natural. Las tonalidades rosa pálido, amarillo pastel, crema, cobre, marfil, camel, funcionan muy bien con un pantalón blanco.

Debemos escoger la que mejor se adapta al tono de la piel. Con una ropa interior de color carne, no hay problema alguno en cuanto a la transparencia del pantalón, nadie verá si llevamos un slip o un bóxer.

Más sorprendente todavía es la cuestión del color rojo, puesto que es el único color intenso que se puede llevar en la ropa interior debajo de un pantalón claro o blanco. Evidentemente, no hablamos del rojo intenso, sino más bien el rojo oscuro como el granate.

Por sorprendente que parezca, el resultado es espectacular. Además, si normalmente no tenemos ropa interior de color carne en el armario, habitualmente todos utilizamos algo de ropa interior roja. Ahora es el momento de probarlo y evitar cualquier error posible en la combinación de los colores.