• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Los estimulantes hormonales son micronutrientes que sostienen las funciones hormonales. Actúan como precursores de las principales hormonas. La gran mayoría actúa induciendo un control hormonal positivo lo que tiene por efecto aumentar la secreción natural de una hormona. Estas hormonas están implicadas en el aumento de masa muscular, la testosterona, la hormona del crecimiento y la insulina.

Las hormonas actúan como catalizadores de las reacciones fisiológicas y metabólicas del organismo. En el deportista, estas hormonas permiten a los músculos adaptarse rápidamente al trabajo que les es requerido. Actúan entonces bajo la acción de hormonas anabolizantes, aumentando el tamaño de las fibras musculares y su número, dando volumen a la musculatura o una mejor movilización de las reservas energéticas en los deportes de resistencia. No hay que confundir estimulante hormonal con esteroides y factores de crecimiento que actúan en el sentido opuesto.

Un estimulante hormonal estimula las glándulas para las cuales secreta más hormonas mientras que los esteroides y factores de crecimiento son un aporte externo de hormonas que sustituye a la producción, el organismo deja de producir frente a la cantidad enorme ingerida o inyectada.

Hombre musculándose

Utilidad de un estimulante hormonal en musculación

Tal y como hemos visto, las hormonas anabolizantes permiten engrosar las fibras musculares y multiplicarlas dando mayor volumen y fuerza a los músculos. Un entrenamiento intenso, una edad avanzada, un régimen pobre en grasas y el estrés son factores que bajan la producción de testosterona. Con el fin de conservar una progresión constante y continuar maximizando las ganancias musculares, es interesante realizar de 2 a 3 curas de estimulantes hormonales al año. Los estimulantes hormonales permiten aumentar la síntesis de proteínas musculares y por lo tanto engrosar las fibras de tipo 2, las que tienen el más fuerte potencial de desarrollo.

El paquete Kick Start contiene 8 productos en total y está diseñado para cualquier persona que acabe de empezar a entrenar o que no desee estancarse en su nivel de entrenamiento. Incluye una combinación de suplementos científicamente probados y de aperitivos nutritivos realmente deliciosos que responden a las exigentes necesidades nutricionales de cualquier atleta o de cualquier persona con un estilo de vida activo. Este paquete se puede adquirir en la tienda online Myprotein.

La testosterona

La testosterona es una hormona que todo el mundo conoce. Producida por el hombre y la mujer, alcanza su nivel más alto a la edad de 20 años y comienza a caer hacia los 30. Bajos niveles de testosterona se acompañan de efectos negativos sobre las capacidades del cuerpo para sintetizar las proteínas, sobre la masa muscular, sobre la densidad ósea, las funciones sexuales y la moral.

Algunos suplementos naturales ayudan a modular los niveles de testosterona al alza y mejoran los rendimientos y la apariencia física. La testosterona es responsable de la hipertrofia muscular.

La hormona del crecimiento

El nombre lo dice todo, porque se trata de hacernos crecer a través de los huesos, los cartílagos y los músculos durante la infancia y la adolescencia. El lugar de su producción se sitúa en el cerebro. Una tasa de esta hormona alta va asociada a una ganancia en masa muscular importante y a un mejor reparto de la masa grasa y de la masa magra. Después de los 23 años, la tasa de la hormona del crecimiento cae progresivamente, lo que induce a una relajación de la masa muscular y a un aumento de la masa adiposa, cada vez más importante con los años.

Los músculos están provistos de receptores de hormona del crecimiento que estimulan el anabolismo, reparan y generan los músculos y los tejidos, acelerando la combustión de la grasa. Los picos de secreción de la hormona del crecimiento tienen lugar principalmente durante los primeros ciclos del sueño profundo. La ingesta de hidratos de carbono bloqueada temporalmente en la producción de la hormona del crecimiento. La hormona del crecimiento es responsable de la hiperplasia muscular.

La insulina

La insulina es producida por el páncreas, cuando ingerimos glúcidos. Cuando la ingesta de proteínas acompaña a la ingesta de glúcidos, la insulina aumenta el almacenamiento de proteínas en los músculos. En presencia de testosterona, de hormona de crecimiento y la insulina, el hígado metaboliza la hormona más anabolizante del cuerpo humano.