• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Según las estadísticas desde 1980 la obesidad se ha duplicado en todo el mundo y esto ha llegado también a los niños menores de cinco años que ya en 2010 era unos cuarenta y tres millones en el mundo sufriendo de esta enfermedad.

En Estados Unidos por ejemplo, más de setenta y dos millones de personas sufren de obesidad o sea una tercera parte de la sociedad adulta, un problema que también genera mayor dispensas en gastos médicos en comparación con personas que se mantienen en un peso normal.

Obesidad una Epidemia mundialYa en España según la Encuesta Europea de Salud unos seis millones de españoles mayores de 18 años tienen problemas de obesidad una situación que se evidenció más en hombres que en mujeres y que además aumenta con la edad para ambos sexos.

Tanto el sobrepeso como la obesidad son definidos hoy como una acumulación anormal de grasa que de no tratarse puede ser perjudicial para la salud.

De allí lo interesante del IMC (indice de masa corporal) un indicador muy simple que relaciona el peso y la talla, siendo utilizado para identificar si una personar sufre de sobrepeso de allí que un IMC igual o superior a 25 determina sobrepeso mientras que un IMC igual o superior a 30 determina obesidad.

Este método proporciona una medida muy útil tanto del sobrepeso como de la obesidad en una población ya que puede utilizarse para ambos sexos y en todas las edades.

Los médicos alertan desde hace tiempo que la obesidad es el quinto factor principal de riesgos de muertes en el mundo, teniendo en cuenta que cada año fallecen por lo menos dos millones ochocientas mil personas adultas por esta enfermedad, que además causa diabetes y cardiopatías.

Si bien es considerado como un problema propio de países desarrollados y de altos ingresos actualmente eso está cambiando y la obesidad puede verse en la actualidad en países de ingresos bajos y en particular en los entornos urbanos.

Las causas de padecer de sobrepeso u obesidad es un desequilibrio energético que se da entre las caloría que se consumen y las que se gastan o queman diariamente. Por otra parte, el aumento en la ingesta de alimentos con gran cantidad de calorías que además son ricos y sal y grasa pero probres en vitaminas, minerales y micronutrientes no hace más que sugerir que las dietas balanceadas son el principio básico para mantenerse en forma

Existen formas para prevenir y disminuir la obesidad entre ellas limitar la ingesta de grasa, aumentar el consumo de frutas y vegetales, además de incorporar a la dieta cereales, legumbres y frutos secos, limitando también la los azúcares y realizando una actividad física de forma habitual.
Los médicos advierten sin embargo que solo puede tener pleno efecto cualquier plan individual cuando las personas tienen acceso a un modo de vida saludable y por lo tanto en el plano social es importante dar apoyo a las personas obesas para poder cumplir con las recomendaciones enunciadas.

También se hace necesario contar con la colaboración de la industria alimentaria reduciendo el contenido de grasa, azúcar y sal en los alimentos elaborados industrialmente y poniendo en práctica una comercialización responsable, que asegure la disponibilidad de alimentos sanos a toda la población.