• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Se cumplen ya tres décadas de cosmética masculina en España, cuando se lanzaron los primeros productos de la mano de la línea de Biotherm Homme, existiendo también cambios en las costumbres de los hombres que han incrementado el uso de todo tipo de productos de belleza y cuidado facial y corporal.

La preocupación del hombre de hoy es lucir una buena imagen y una piel cuidada e hidratada, algo que ha dejado de ser una cuestión exclusivamente femenina. Pero también, es necesario respetar en la cosmética masculina lo que “ellos” quieren, ya que se han transformado en consumidores de productos que van desde cremas hasta perfumes.

Hoy los hombres cuentan con sus propias líneas de cosmética y por ello cada vez son más los varones que no solo eligen su propio perfume sino también cremas para el rostro y el cuerpo.

Una característica que cabe destacar después de tres décadas de cosmética masculina en España es que hoy tanto utilizan productos de belleza y cuidado personal los más jóvenes como hombres de más edad que desean cuidar su apariencia y verse bien, retrasando también el paso del tiempo.

cuidados belleza masculina

Los cosméticos ideales para los hombres

Existen varias razones para que un hombre tenga sus propios cosméticos entre ellas que su piel es más gruesa que la de la mujer, además de tener glándulas cebáceas más grandes y por lo tanto con una mayor actividad de secreción. Los hombres no pueden utilizar la misma crema de la mujer porque ella tiene una piel más seca y necesita productos más densos.

El hombre prefiere geles y lociones porque son más ligeras y dada la grasitud natural de su piel lo que se debe buscar es afinar la epidermis a través de productos como exfoliantes o tratamientos de peeling, logrando así que el humectante penetre más profundamente.

La piel del hombre también necesita el aporte de vitamina C concentrada en gel y también deben usar retinol que tal como ocurre con la vitamina A es imprescindible para la piel siendo un antioxidante de textura no grasosa que previene la liberación de radicales libres y envejecimiento.

Los mejores y más eficaces productos para el cuidado de la piel del hombre deben contener vitaminas A, C y E, como también ácido glicólico que regenera la capa epidérmica y ayuda a la generación de colágeno, brindando también mayor luminosidad.

En cualquier época del año es necesario utilizar un protector solar en aerosol que tiene una textura ligera y no es grasoso ni queda blanquecino una vez aplicado.

Los nuevos hábitos de belleza de los hombres

Algunos de los nuevos hábitos de belleza de los hombres también han cambiado en estos treinta años y esto se advierte por el crecimiento del mercado de la cosmética masculina.

Se han realizado estudios sobre el tema y se pudo determinar que a partir de los años ochenta el papel del hombre como único proveedor del hogar se fue diluyendo y esta circunstancia le ha permitido preocuparse más por su bienestar personal y estética.

En la actualidad 7 de cada 10 hombres se preocupa por el cuidado de su apariencia personal utilizando cremas antiarrugas, nutritivas y after shave, en tanto que más del 90% de los varones elige personalmente la marca de los productos de cuidado personal que utiliza.

También, el 63% de los hombres utiliza productos cosméticos y ocho de cada diez varones le dedica tiempo a su cuidado personal, incluyendo una dieta saludable y ejercicio físico.

Como productos favoritos los hombres prefieren la loción para usar después de afeitarse, alguna crema para el rostro y también utilizan gel de ducha, en tanto que el perfume ha dejado de ser una fragancia con notas marinas o amaderadas para añadir algunas notas más frescas y cítricas que tienen mayor atractivo, a pesar que los perfumes tradicionales masculinos se mantienen al frente de las preferencias.

Cremas nutritivas, geles de limpieza, exfoliantes, hidratantes, sérum y tratamientos para el contorno de los ojos son solo algunos de los cosméticos que se han ido incorporando a la rutina de belleza de muchos hombres en estos últimos 30 años que van más allá del metro-sexual y apuestan al bienestar.