• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La depilación del pubis y de los testículos presenta ciertas ventajas estéticas innegables. De entrada, conviene saber que el aspecto «salvaje» del vello ha dejado de seducir. A parte de esta cuestión sexual, hay razones higiénicas que inclinan la balanza por una depilación de la zona íntima de los hombres. Los pelos suelen favorecer el desarrollo de bacterias y de malos olores… La depilación permite limitar este tipo de inconvenientes.

La piel de los testículos es particularmente frágil y sensible; los pliegues y la extremada movilidad de la piel hace que sea bastante complicado trabajar en esta zona, lo que explica que la depilación sea más prolongada que la de las mujeres.

En la práctica es necesario mantener firme la verga durante el proceso de depilación de los velos de esta. Igualmente se debe mantener la piel estirada, sobretodo a la hora de depilar los testículos.

El dolor producido por arrancar los pelos de esta zona sensible es inmediatamente calmado por la mano del profesional que debe enfriar y masajear la zona para atenuar Depilacionel dolor. Los hombres pueden optar por una depilación de la verga y de los testículos, manteniendo cierto motivo decorativo en esta zona, o realizar una depilación integral, incluyendo la zona púbica, la verga y los testículos, así como la parte que se oculta entre las nalgas.

Reducid (con ayuda de una recortadora o con unas tijeras) el largo del pelo hasta alcanzar aproximadamente los 10 milímetros. Se trata del tamaños óptimo para depilar esta zona con facilidad y sin dolor.

Si podéis, debéis daros una ducha previa, antes de la depilación, para que el calor abra los poros de la piel. Si tenéis miedo de que os hagan mucho daño, pedid a un profesional que comience por las zonas menos sensibles y que lo haga con pequeñas bandas para iros acostumbrando a la depilación.

El profesional, al final del proceso, aplicará una loción o aceite para retirar los residuos de cera que se pueden haber quedado adheridos a la piel. Estos productos son hidratantes, así que no dudéis en volverlos a aplicar una vez que estéis en casa.

Con este método de depilación a la cera, podéis eliminar los pelos más resistentes con su bulbo, para una disminución rápida y duradera de la pilosidad de esa zona íntima del cuerpo.