• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Solemos asociar las colecciones invernales con colores tristes y oscuros. Pero, ¿quién tiene ganas de vestirse de tristeza cuando el tiempo por sí mismo nos invita a la melancolía? Eleven Paris parece haber tomado conciencia del problema de la ropa gris y propone para este año una gama masculina adaptada a la vida urbana. Veamos en qué consiste esta colección otoño-invierno 2012-2013.

Eleven Paris tiene definitivamente el viento de popa. La marca creada en el año 2003 por Dan Cohen y Oriel Bensimon, propone una amplia gama de trajes y ropa de estilo urbano, rock n’roll, desenfadada y bastante casual.

Elegancia moderna

Los dandis de antaño sabían conjugar muy bien sobriedad con colores oscuros y detalles coloristas que realzaban el todo. Por eso, en esta colección de temporada encontramos prendas con estampados étnicos y cuadros de colores, detalles atrevidos, ceñidos y con materiales nobles, y tonos sencillos, pero capaces de llevar a la locura a Moda Eleven Parisesos dandis de hoy en día, entusiastas de la moda.

En este espíritu, Eleven Paris también hace una propuesta de siluetas estructuradas que garantizan un aire fresco y masculino al mismo tiempo.

Una moda atrevida

Conjugando pajaritas, camisas entalladas y cuellos amplios, la línea otoño-invierno de Eleven Paris se adapta como anillo al dedo a los hombres seguros de sí mismos, o que buscan confianza, a veces enmascarada por el frío y los abrigos demasiado uniformes. La mezcla de colores, sin olvidarnos del famoso pantalón rojo, es la tendencia del momento. Los cortes de sus prendas son atrevidos, pero a los dandis les gusta llamar la atención, y distinguirse por la exclusividad y el buen gusto.

A los más recatados les irá a las mil maravillas unos jeans slims y unas piezas más clásicas, casi minimalistas, pero muy apropiadas para un entorno urbano. Finalmente, Eleven Paris propone una gama de ropa joven y elegante, dentro de un espíritu absolutamente semi-rock, semi-dandi, ideal para acompañar los pasos de los hombres modernos y permitirles desmarcarse dentro del frío del invierno.