• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Un deporte especialmente indicado para practicar durante el invierno, el running permite no solo realizar un entrenamiento efectivo y saludable sino también tolerar las bajas temperaturas.

Para muchas personas seguir entrenando durante el invierno es una verdadera tortura, sin embargo, para quienes practican running esto no sucede ya que saben que si desean mantenerse en forma y superar su propia marca diaria el frío y la pereza no puede ser un impedimento.

running-inviernoSin embargo, no es suficiente con decidir seguir practicando running durante el invierno, sino que también es necesario tomar ciertas precauciones para evitar posibles lesiones y resfriados.

Un buen equipo para practicar running

  • El frío requiere contar con un buen equipo compuesto por ropa adecuada que proteja el cuerpo de las inclemencias del tiempo, de allí que la mayoría de los deportistas que practican running prefiere no utilizar prendas gruesas o muy pesadas sino adoptar un sistema de “capas” de prendas de groso fino o intermedio que sirve para aislar el cuerpo del frío.
  • Hoy existen ciertos tejidos especialmente creados y que tiene propiedades térmicas que producen el calor adecuado y evitan el contacto con la transpiración y la humedad del exterior.
  • Es conveniente optar por ropa oscura que absorbe de forma eficaz los rayos del sol, siendo lo mejor el uso de una prenda oscura con bandas de tipo reflectantes.
  • Como puntos importantes del cuerpo que deben ser protegidos se encuentran la cabeza, cuello, manos y pies, de allí que será necesario elegir calcetines, gorro y bufanda que son los mejores elementos gracias a que cumplen una función de asilante perfecto.
  • En el caso de las zapatillas deben ser especiales y adaptadas para la práctica de running ya que solo así serán efectivas para amortiguar los golpes en terrenos desparejos y servirán para evitar resbalar en terrenos con nieve o lluvia.

Ejercicios de calentamiento

  • Como en cualquier entrenamiento los ejercicios de calentamiento son indispensables, siendo claves para evitar eventuales lesiones.
  • Durante el invierno es recomendable practicar ejercicios de calentamiento en un espacio cubierto ya que esto permite aumentar de forma progresiva la temperatura del cuerpo y músculos, gracias a ejercicios de ayudan a tener una mejor flexibilidad articular y favorecen la coordinación de los movimientos.
  • Un efectivo calentamiento antes de comenzar a correr ofrece varios beneficios además de evitar tensión y rigidez en los músculos, aumenta el ritmo cardíaco, mejora los reflejos y envía sangre oxigenada a los músculos.
  • Los ejercicios de calentamiento efectivos debe durar aproximadamente unos 15 minutos y formar parte de la rutina.

 Mantener una buena hidratación

  • Una buena hidratación es fundamental tanto en verano como en invierno ya que el ejercicio hace que el cuerpo sude y elimine agua, por ello, un deportista exigente y cuidadoso de su estado físico siempre estará atento beber suficientes líquido tanto antes como durante y después de correr.
  • El agua, a pesar de ser beneficiosa no es suficiente para una correcta hidratación, pues solo calmará la sed pero no es la mejor forma de rehidratarse y reponer los minerales y energía brindando una buena recuperación y un máximo rendimiento físico y mental.
  • Es necesario tomar una bebida para deportistas que aporte al organismo hidratos de carbono para mantener un adecuada concentración de glucosa en sangre, pero que también reponga los electrolitos talec como potasio, calcio y magnesio evitando la deshidratación.
  • Las bebida para deportistas permiten además, que el cuerpo absorba líquidos, reciba energía y mantenga un rendimiento físico óptimo a través de un producto de buen sabor y ligeramente azucarado.

Ejercicios de estiramiento al final de la sesión de running

  • Una vez concluido el entrenamiento físico es necesario bajar el ritmo cardíaco e ir enfriando el cuerpo lentamente con ejercicios de estiramiento y algunos movimientos de refuerzo muscular, evitando además sufrir de una posible hipotermia en caso de frío muy intenso.
  • Solo son necesarios unos 10 minutos para realizar algunos ejercicios de estiramiento que, en definitiva, le devolverán a los grupos musculares el tono que poseían antes de comenzar la actividad física, reduciendo posibles contracturas y lesiones, además de mejorar el equilibrio postural.

Y ahora si ya estás listo comienza mañana mismo con tu rutina de running y mantente en forma durante todo el invierno.