• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Desde mediados de la primavera comienza a mejorar el clima, suben las temperaturas y el sol brilla cada vez mas, es indicio para comenzar a quitarse ropa e ir a la playa a disfrutar.
Estos días las clínicas y centros de adelgazamiento se llenan de personas que quieren perder algunos kilitos y ponerse a punto para lucir espectaculares en el periodo estival.
Otros, prefieren realizar por ellos mismos una dieta que les pasó un amigo, vecino, conocido o familiar. Una dieta milagrosa que les hará perder muchos kilos en poco tiempo, pero que seguramente también les puede hacer perder la salud.
dietas de veranoPor ello, para conseguir el peso ideal, lo mejor es seguir una dieta equilibrada unida a una actividad física diaria durante todo el año y no solamente en ciertas épocas. Equilibrada es aquella que aporta todos los nutrientes que necesita el organismo que, a pesar de necesitarlos diariamente, es correcto medirlos a lo largo de una semana.
Se deben consumir en general un 15% de proteínas, 55-60% de hidratos de carbono y un 30% de grasas. La pirámide nutricional es la forma más fácil de poder controlar esta dieta.
Cualquier modificación de la ingesta puede repercutir en el estado de salud de la persona. Por ello es conveniente que las dietas estén supervisadas por profesionales.

Dietas con Piña

Una de las dietas más conocidas es la de la piña. Se basa prácticamente en comer piña mañana, tarde, noche y más. Lo bueno es que se puede seguir con una alimentación normal, aunque controlando las cantidades, siempre que incorporemos piña al levantarnos, piña en los tentempiés, piña de postre en las comidas, piña en las ensaladas y a ser posible cenar solamente piña.
Como puedes ver en la dieta de la piña tenemos piña hasta en la sopa. Por suerte, esta fruta además de ser muy diurética, favorece la eliminación de grasas y además es ideal para tomarla bien fresquita en verano.

Dietas con Alcachofas

Consiste prácticamente en lo mismo que la anterior, comer mucha alcachofa en el almuerzo y la cena, beber mucho agua, alimentarse con productos integrales y desnatados y tomar un par de cápsulas de alcachofa al día.
La alcachofa es beneficiosa ya que tiene un alto contenido en potasio combate la retención de líquidos y previene los edemas que favorecen la celulitis.
Puedes escoger entre diversas alternativas para la dieta de la alcachofa, eso sí asegúrate de incluir suficientes nutrientes.

Dieta de la Zona

La dieta de la zona pretende venderse como una dieta equilibrada, pero en ella hay que dejar de lado los hidratos de carbono, que son muy importantes para mantener sano nuestro organismo y que funcione correctamente; con lo cual no es tan sana como la venden, lo que tiene de positivo es que implica tomar una gran cantidad de fruta diaria que llenan el cuerpo de vitaminas.
Sus efectos se notan porque al consumir menos cantidad de hidratos de carbono, para seguir el ritmo diario, el cuerpo comienza a consumir las reservas de grasa existentes. La dieta de la zona es una dieta de famosos, Britney Spear la hizo, aunque quizá ella no sea un buen ejemplo para nada.

Dieta Zen

Otra dieta de estrellas es la macrobiótica, su más férrea seguidora es la omnipresente Madonna. Su objetivo es el equilibrio físico y mental buscando la armonía entre el Yin y el Yang. Aunque con la búsqueda de dicha armonía, también consigue un reajuste del peso corporal de una manera equilibrada.
En la dieta macrobiótica se recuperan los cereales como parte importante de la alimentación y tiene en gran estima a los productos cultivados de forma natural, orgánica y sin pesticidas.

Comida para el gym

Las dietas hiperprotéicas consiste en incrementar el consumo de proteínas ya sea de forma natural o artificial a través de batidos. Con ella se consigue un aumento de la masa muscular, si acudes al gimnasio, así como la reducción de la grasa corporal, ya que, al disminuir la cantidad de hidratos de carbono en las comidas, el cuerpo necesita ir gastando las grasas almacenadas.
Las dietas culturistas tienen muchos inconvenientes, entre otros, estreñimiento, halitosis, problemas hepáticos, renales y migrañas.

Dieta de los puntos

Es una de las dietas más flexibles y coñazo que existen. Cada alimento o grupo tiene asignada una puntuación, la persona tiene que saber cuantos puntos puede comer al día (si eres un hombre de menos de 80 Kg. tienes 26 puntos) y a partir de ahí puede combinar los alimentos como se quiera, siempre que no supere esa puntuación.
Lo mejor que tiene la dieta de los puntos es su flexibilidad y que permite comer de todo. Lo peor, que es un poco locura estar todo el día contando cuantos puntitos te quedan.

Dietas para bajar de peso

Lo dicho, hay dietas para gustos y colores, aunque casi todas se basan más o menos en lo mismo: disminución del consumo de grasas, de hidratos de carbono o de ambos.
En todas hay una modificación de los aspectos normales de la alimentación diaria, que evidentemente conllevan una modificación en nuestro organismo.
Lo más importante a saber es que lo mejor sería comer de una forma equilibrada y unas cinco veces al día para mantener el organismo con una correcta cantidad de glucosa en sangre. Esto ayuda a reprimir el apetito y evita la acumulación de grasas. Con lo cual, lo mejor es comer muchas veces al día pequeñas cantidades. O… Mucho mejor la dieta del serrucho, que es muuuuy divertida.
Visto en chueca.com